El Olympique y La Europa Legue

Payet y Thauvin son 2 cracks que solucionarian problemas a varios equipos de la Super Élite, que bonito que el Marsella los haya podido juntar.

Esperando que traigan un central de garantías y un delantero (Balotelli suena) tal vez podrían montar una pelea por el titulo de la Ligue 1
Al Betis de principio de temporada. Hay que recordar que en las últimas nueve jornadas lleva 6 porterías a 0. La llegada de Bartra y Junior y ciertos ajustes en la salida de balón, entre otros aspectos, han contribuido sobremanera a estos números.
Sanson estuvo algo más suelto para pisar área y Lopez sí jugó en más metros, bajando mucho a recibir y lanzando al equipo. Lo compensó bien Rudi García porque en el ataque posicional Luiz Gustavo ganaba bastante altura, saliendo de la línea de tres..
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
El brasileño fue clave en el partido, tanto para equilibrar esos movimientos tan verticales del doble pivote, como para defender el área en el tramo final, donde estuvo brillante.
El equipo patrocinado por la bebida energética nunca supo interpretar la movilidad de los dos cracks locales. Uno de los que más destacaron fueron Upamecano y Konate, los centrales exteriores, no achicaban a tiempo. Bruma y Klostermann, los carrileros, no podían defender cerrados porque Sarr y Amavi representaban una amenaza en ambas bandas, mientras que Keita y Kampl, los dos interiores, eran atraídos por el doble pivote local, formado por los dinámicos Sanson y Maxime López. Demme, el mediocentro visitante, no sabía donde ir.
Thauvin y Payet conducían y desbordaban, y el ex del West Ham estuvo especialmente inspirado en cada golpeo de pelota. El clímax de su noche estuvo en la acción del 4-2, donde una de esas recepciones con más espacio de la cuenta acabó con un golazo espectacular por toda la escuadra. Las opciones de pase para los visitantes se esfumaron, a los que además de cierto callo para un escenario como el Vélodrome en una noche europea, les faltó cintura para ajustar tácticamente una ventaja que le acabó condenando.

Rudi García y Ralph Hassenhüttl variaron su plan habitual. Olympique de Marsella y RB Leipzig salieron con una zaga de tres centrales que sentó mucho mejor al equipo francés, cuya variación en el ataque marcó la diferencia. Mientras que los alemanesapostaron por una doble punta formada por Augustin y Sabitzer –Werner estaba tocado-, el cuadro local formó con una línea de tres donde Thauvin y Payet, los extremos, reventaron la eliminatoria.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Aún así, el partido estuvo abierto porque este RB Leipzig tiene jugadores de verdad capaces de marcar la diferencia. Uno de ellos es Naby Keita, al que apetece muchísimo ver con Jürgen Klopp, precisamente porque es el entrenador que ahora mismo, en la élite, más puede explotar sus virtudes y mejor ocultar sus carencias, más relacionadas con ataques organizados demasiado largos donde haya que dominar un mayor repertorio de pases. En esas apareció Luiz Gustavo, comandando la resistencia para que un candidato dejase a otro en la cuneta.